0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 Buffer 0 Reddit 0 0 Flares ×

En ocasiones surgen películas cuyo contenido nos hace pensar… Si deseamos analizar qué puede hacer un hombre para ser feliz quizá la película Hancock podría considerarse una buena referencia. En ella laten preguntas que seguramente todos nos hemos hecho alguna vez, tales como ¿Quién soy? ¿Cuál es mi genuina identidad? ¿Qué papel debería asumir en la sociedad? ¿Estoy bien situado? ¿Realmente estoy obteniendo el reconocimiento que merezco?

Hancock es una película de superhéroes protagonizada por Will Smith y dirigida por Peter Berg. La historia gira alrededor de John Hancock (Will Smith), un superhéroe odiado por la gente, con problemas de autoestima y alcoholismo, que se encuentra con el experto en relaciones públicas Ray Embrey (Jason Bateman). Éste le ayudará a intentar reconciliarse con la sociedad y a convertirse en el superhéroe que en el fondo es y que todos necesitan y esperan.

Cuando Ray Embrey sale fracasado de una reunión para lanzar su logo “Todo corazón” para unas corporaciones que quieren ser vistas como benéficas, queda atrapado en las vías del tren mientras un tren de mercancías se acerca a toda velocidad. En ese momento Hancock salva la vida de Ray, aunque con el costo de descarrilar el tren y de causar daños a muchos coches. A pesar de sus buenas intenciones, Hancock resulta abucheado por los demás conductores al ocasionar tanta destrucción con su gesto.

En su vida cotidiana, Mary (Charlize Theron), es la mujer de Ray. Sin embargo, después, se pondrá en evidencia que ella es en realidad una especie de “alma gemela” de Hancock, igualmente dotada de poderes especiales.

Descubramos ahora el interesante trasfondo de la película

Al comienzo de la misma, Hanckock se nos presenta como un hombre vacío, EGOISTA, refugiado en el vicio, que no le encuentra sentido a su vida. Es cierto que está dotado de grandes poderes (talentos) pero… CARECE DE ALMA.

La película da un giro en positivo cuando Hancock conoce al ya nombrado relaciones públicas Ray Embrey. Ray, tal como reza el lema de la altruista campaña que pretendía llevar a cabo, es TODO CORAZÓN. Desde ese momento, Ray se convierte en “el guía ESPIRITUAL” de Hancock, en su inspiración. Ray es su particular “hilo conductor” hacia la recuperación. Por eso es el propio Ray quien, sin saberlo, conduce a Hancock al inesperado encuentro con Mary (SU OLVIDADA ALMA gemela).

Cuando más tarde Hancock interviene en una tienda de licores, es inesperadamente herido de bala y enviado al hospital; Mary visita a Hancock en el hospital y le explica que cuando están cerca físicamente comienzan a perder sus poderes y se convierten en un par de mortales (“sensibles, con sentimientos”). Según ella, esto es parte de la forma en que fueron diseñados: a pares.

Si nos fijamos con atención, los tres personajes principales del film perfectamente pueden ser identificados con tres aspectos esenciales presentes en todo ser humano: EL EGO, EL ALMA Y EL ESPÍRITU.

En la tradición católica el espíritu se representa con una paloma

Este trío inmaterial es arquetípico. Lo podemos ver reflejado hasta la saciedad en numerosísimos cuentos, parábolas o leyendas. ¿Quien no recuerda por ejemplo a la bella y delicada damisela (ALMA) atrapada en la torre más alta de un castillo, custodiado por una bestia o un ser malvado (EGO), que espera ser liberada por un héroe intrépido (ESPÍRITU)? Hancock no es más que una versión moderna de este mismo drama que no tiene tiempo.

La desdichada vida que Hancock tenía se había originado tiempo atrás cuando despertó un el hospital habiendo perdido por completo su memoria. Según se nos cuenta en la película, lo que más le hacia sentirse indigno es que absolutamente nadie lo reclamó cuando le dieron el alta. Desde entonces Hancock se comportaba como una especie de “niño huérfano”, abandonado, sin autoestima, decepcionado, culpable de algo que desconocía, sin cariño, inadecuado, perdido, sin dirección… absurdamente distinto.

Parecía que Hancock no echaría de menos algo que no recordaba, pero no fue así; en su interior intuía que “algo” le faltaba y le hacía infeliz.

Finalmente, gracias al encuentro con Mary (su ALMA escondida tras la apariencia de una vida corriente y rutinaria), Hancock logra recuperar de nuevo la memoria, el sentido, la autoestima, el ánimo, la fuerza, la firmeza (Hard—rock), el propósito que le trajo al mundo ¡SU MISIÓN!. Ahora comprende -sabe- que todo estuvo bien y que todo lo aparentemente erróneo (su olvido y el aparente abandono) fue necesario para afianzar su poder y para el cumplimiento de su particular función en la sociedad.

Descubierta su misión, Hancock acaba por adoptar además un nuevo uniforme, una nueva imagen pública. Porque, según se nos cuenta también en el film, un uniforme (léase una imagen social, un logotipo, un seudónimo, etc…) es el reflejo de una misión pública y conscientemente asumida.

Hancock, uni-formado (hecho uno) e inflamado de espíritu,
avanza hacia el cumplimiento de su misión

Lo que hancock hizo para ser feliz

En definitiva. La clave de la felicidad de Hancock se encontraba en la toma de conciencia, propiciada por el espíritu (honestidad, sentimiento y coraje), que posibilitó su propia reconciliación interior. La reconciliación con su alma escondida, olvidada o, si se quiere, reprimida tras una vida falsa y rutinaria.

¿Cuantos de nosotros no hemos llegado aún a conectar con nuestra genuina alma (misión o propósito) gracias a la inspiración del espíritu?

¿Cuantos aún llevamos una vida falsa, rutinaria, sin pasión y carente de sentido?

Si sientes que algo de esto te ocurre no te angusties. Pero recuerda que tienes pendiente una reconciliación con la parte más esencial de ti mismo. Y que esa reconciliación traerá consigo la revelación de una misión especial para ti. Se trata del propósito (también llamado en nuestra tradición “voluntad del Padre”) previo a tu nacimiento, que te generó y que también te trajo a este mundo. Sólo reconociéndolo y dándole cumplimiento, podrás llegar a sentir la plenitud propia de quien ha logrado al fin mostrarse verdaderamente coherente en su actividad de entrega a los demás.

¡Gracias por visitar mi página! Si te interesa ayudarme, puedes visitar la publicidad siguiente 😉



Valoración de los lectores
Votos: 7 - Valoración: 4.1
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 Buffer 0 Reddit 0 0 Flares ×