0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 Buffer 0 Reddit 0 0 Flares ×

La película, en mi opinión, trata sobre la evolución de los homínidos, incluyendo a la propia especie humana.


En el viaje hacía Neptuno podemos encontrar tres etapas evolutivas:


1- Los mandriles y su irracional agresividad animal (cerebro reptiliano).


2- El padre conquistador (triunfador) sin escrúpulos que arrasa con todo antes que renunciar a sus objetivos. Representa a la etapa evolutiva que la especie humana ha comenzado a dejar atrás. Se trata del ser humano carente que maltrata la vida (descuida a sus hijos) debido a su insaciable codicia de cosas externas. “Veía cosas que sus ojos no podían, pero no veía lo que tenía delante», llega a afirmarse sobre el padre. Es el ser humano que se ve secuestrado por sus deseos o por sus bajas pasiones (katabasis o viaje desde el interior hacía la costa, hacia el inframundo). Me refiero al ser humano que se encuentra estresado, distraído o hechizado por los contenidos de su mente (neocortex). También puede incluirse aquí al piloto que se bloquea debido a sus emociones. Recordemos que Neptuno era el dios de las aguas (en lo simbólico significa la inestabilidad emocional).


3- Finalmente, tenemos al protagonista como representante de la nueva etapa evolutiva en la que nos estamos adentrando. Este nuevo ser humano ya no se deja secuestrar por sus deseos ni por sus emociones, sino que domina su mente (practica mindfulness o atención plena), es fuerte y se encuentra en perfecto equilibrio interior (equilibra el cohete en señal de una perfecta conciencia axial). Este nuevo ser humano dejar de ser individualista y competitivo. Por el contrario, es un ser humano de tipo holístico que solo trabaja para el bien común y que es capaz de conectar fraternalmente con sus semejantes. El “hijo pródigo” vuelve al hogar (anábasis) tras un largo viaje iniciático por la periferia de la influencia solar (la luz espiritual).

En la peli vemos como el tipo 3 (asertivo) trata de rescatar al tipo 2 (alienado por sus ambiciones), aunque por desgracia sin éxito.

“Per aspera ad astra” es una frase en latín que significaría en castellano «A través del esfuerzo, el triunfo», «Por el sendero áspero, a las estrellas», «Por las rudezas del camino, hacia las estrellas» o «Hacia las estrellas a través de las dificultades». En suma, lucha y maltrátate a ti mismo y a los demás (y al planeta) para alcanzar tus deseos o tus ideales de perfección. El fin justifica los medios siempre que nos situamos en posiciones maximalistas.

Para mí es una película excelente y de total actualidad.

Valoración de los lectores
Votos: 3 - Valoración: 4.7
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 Buffer 0 Reddit 0 0 Flares ×