Cuanto dura un proceso de coaching

Para que un proceso de coaching tenga efectividad, sobre todo se necesita continuidad. Por ello el proceso es de un mínimo de tres meses, a razón de unas cuatro sesiones mensuales (una a la semana suele ser lo habitual y el pago se realiza mensualmente).

Todo depende también de cómo es la persona y qué objetivo se marque. Hay casos de temas muy concretos donde con unas pocas sesiones es suficiente, y otros (la mayoría), donde por los cambios que se desean asumir el proceso dura varios meses.

De todas formas, al final es el coachee (la persona que recibe el coaching) el que delimita la duración del proceso y el que decide siempre cuando se siente satisfecho con el progreso conseguido hasta ese momento.

Contacto

Si sientes que te puedo ayudar contacta conmigo.

Prueba una sesión gratuita y sin compromiso.

Contacto
Valoración de los lectores
Votos: 0 - Valoración: 0